Bahía San Blas

 

Centro Turístico en la costa Atlántica. Algo mas que un edén para los pescadores.

A 110 Km. de Viedma

 

-BAHÍA SAN BLAS cuenta con una infraestructura que crece anualmente, cada vez son más las ofertas de servicio a los visitantes.

-El camino de acceso por Stroeder está en muy buenas condiciones, y el acceso por el paraje Querencia igual o mejor

-La señalización del camino ha sido mejorada, en la calle de acceso se construyeron unos canteros muy elegantes, con muchos árboles, los cuales cambiaron el aspecto, mejorándolo notablemente.

 

Emprendimiento

 

 

Bahía San Blas

El "Paraíso de los pescadores" suma avistajes, paseos y deportes acuáticos.
La Patagonia tiene un sitio privilegiado para compartir la pasión de la pesca deportiva con las actividades en familia sobre la costa atlántica y durante los 365 días del año. Multitudes de aficionados cuentan aquí con una gran oportunidad de atrapar pejerreyes, lenguados, corvinas, pescadillas y rayas. Se trata del pesquero Bahía San Blas, conocido como el "Paraíso de los Pescadores" que además esta temporada ofrece avistajes de aves y deportes acuáticos.

Este lugar se prepara con todo en virtud de que otorga la garantía adicional durante Semana Santa para
seguir capturando importantes volúmenes.

El mote de "El Paraíso de los Pescadores" con el que se bautizó a este vergel se le atribuye a una revista especializada editada en la década del '60 cuando este rincón del Sur argentino, descubierto por el navegante español Basilio Villarino en el siglo XVIII, comenzó a tomar preponderancia con el trampolín del concurso "Las 24 horas de Pesca", impulsado por el pionero Gustavo Malek en 1964 y fue declarado de interés turístico nacional 20 años más tarde.

La pesca deportiva como importante elemento para un estilo de vida al aire libre dejó con el correr del tiempo en una ventajosa posición a los lugareños. El termómetro turístico lo marcan ahora 35 servicios diarios para pesca deportiva embarcada.

Por allí pasaron durante la última temporada -a partir de octubre- unas 50.000 personas. El cupo de la villa reúne en la actualidad 4.000 plazas turísticas.

No sólo de la riqueza ictícola habla Roque Barilá, el titular de Turismo. "Nos visita gente de todo el país y del exterior, e incluso suelen aparecer veleros de bandera extranjera", destaca el funcionario.

Al agua pato

La experiencia de la pesca en bote es emocionante e inolvidable. Hay algo más si la captura de una gran pieza cuenta con ayudantes que lo acondicionarán como para que uno se sienta más cómodo. Javier Lai, es un avezado guía de pesca. Su embarcación de ocho metros de largo (eslora) cuenta con capacidad para 10 pasajeros, y un potente motor de 225 caballos como para evitar cualquier inconveniente climático mar adentro. "Acá es terrible..., aparecen los fanáticos que van todos los días a pescar, y esto tiene de bueno que vuelven y nos mandan más gente", señala.



La excursión tiene un radio de influencia de unos 10 kilómetros y una extensión de tres horas.
 

Mucho más que pesca

Como la bahía se encuentra en la Isla del Jabalí hay que atravesar un puente para llegar al poblado. En ese lugar los esperan los bomberos para darle la recepción y guiar a los visitantes. En Turismo también le contarán que la naturaleza pródiga se expresa con toda magnitud. El sitio forma parte de un área protegida creada por Ley Provincial Nº 12.788 resguardando los humedales más extensos de la Argentina y comprende a las islas del Jabalí, Césares, Gama, Flamenco, de los Riachos y del Sud, y los bancos Culebra, Nordeste y otros que bordean las islas.

Para llegar se necesita un poco de paciencia. "Al pueblo lo tenemos preparado para recibir al turismo. No hay problemas con el agua, y los 62 kilómetros de ripio, entre la ruta nacional Nº 3 y el poblado, están en muy buenas condiciones", afirma el delegado municipal, Rubén Rechi. Se muestra ilusionado. Es posible que en cualquier momento, este destino turístico tenga una bendición: El anuncio del gobierno de Scioli de asfaltar ese tramo.

A la diversidad de estilos, San Blas otorga una impronta distintiva con otras actividades, sobre todo para quienes no les gusta embarcarse o tirar de costa.

 

Ubicación:

{mosmap width='100%'|height='550'|kml='http://animus.com.ar/clientes/espacios/images/sanblas/sanblas.kmz'|zoomlevel=8}